El temor que causaron en 2017 las políticas migratorias del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, van quedando en el olvido, consideró el coordinador de la región sur sureste del Movimiento Migrante Mesoamericano, Rubén Figueroa; al señalar que aunque en ese año disminuyó 50 % la entrada de migrantes al país, en este 2018 se está nivelando.

Ante ello, indicó que actualmente por Tabasco podrían estar entrando entre 250 y 300 migrantes diariamente, sin embargo, el numero si se desplomó cuando Trump expresó la referidas políticas en materia de migración.

“En el 2017 bajó la cifra muchísimo por el efecto Trump, hasta en un 50 %, si a México entraban 800 o mil migrantes bajó alrededor de la mitad. Aumenta en el 2018 comienzan a nivelarse estos números y en Tabasco  podrían estar entrenando entre 250 y 300 migrantes diarios como tal”, aseveró.

No obstante, lamentó que durante este sexenio del gobierno federal y estatal hubo un claro retroceso en materia de derechos humanos de migrantes, pues se avocaron en el aseguramiento y deportación masiva en vez de las garantías de sus derechos.

“Más bien creemos nosotros que en el tema de derechos humanos retrocedió mucho en esa materia con respecto a los migrantes, puesto que el gobierno mexicano hizo todo el esfuerzo para que el plan Frontera Sur que desde el 2014 se está llevando a cabo, les diera buenos resultados que es la deportación masiva de migrantes como tal, mas no de la prevención del delito, mas no de la investigación, o garantizarle los derechos humanos a estas personas”, indicó.

“Los estados como Tabasco, Chiapas, Veracruz y Oaxaca subieron en su nivel pero en número de migrantes detenidos y deportados, más no en número de atenciones o en garantizar los derechos humanos de personas”, apuntó.

Finalmente, indicó que prueba de ello es la trata de personas migrantes, que aumenta considerablemente en el estado a raíz del endurecimiento de las políticas migratorias.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here