El exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo concedió de forma irregular al menos 18 licencias para la venta de bebidas alcohólicas con una serie de beneficios fiscales, revelan investigaciones de la Procuraduría General de la República (PGR).

Según los datos recabados, con los estímulos fiscales al momento de expedir tales autorizaciones el estado de Quintana Roo dejó de recibir 5 millones 230 mil pesos.

Diecisiete de las licencias se otorgaron a tres empresas supuestamente propiedad de Borge Angulo, mientras que una se dio a Roberto Borge Martín, su padre.

Además, uno de estos permisos irregulares fue expedido “el 30 de febrero de 2016, fecha inexistente”, por lo que se descubrieron más inconsistencias.

Conforme a la PGR, en declaraciones ante el juez de control Artemio Zúñiga, los expedientes sobre los 18 permisos concedidos, tanto a las empresas fantasmas como al papá del expriista, desaparecieron, ya que no se encontraron documentos completos sobre los mismos.

Fuente: Excélsior

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here