Por: Adolfo Suárez

Durante su participación en el Congreso sobre el Nuevo Modelo de Gobierno, el ex rector del Instituto Tecnológico Superior de la Sierra, Manuel Fernández Ponce, destaco la importancia de la administración pública en los nuevos tiempos, donde la rendición de cuentas y la transparencia marcaran los ejercicios de gobierno.


En el Instituto Tecnológico de la Laguna, donde se lleva acabo este ciclo de conferencia, el Licenciado en Economía ITAM, Manuel Fernández Ponce, señalo que el concepto tradicional de la buena administración es entendida en clave eficientista, es decir, alrededor de la idea de gastar lo menos posible. Sin embargo, el objetivo de la administración pública está asociado al interés general, por lo que no puede basarse sólo en cuestiones de ahorro o de cumplimientos formales de la legalidad.


“Por ende, la clave de la buena administración pública, en un Estado pensado para asumir propósitos sociales y satisfacer los derechos fundamentales de los ciudadanos, es la búsqueda de la realización del interés público, que a su vez, debe venir acompañado del manejo más eficiente de los recursos y del cumplimiento normativo”, indicó.


Y agregó: “El parámetro para valorar el acatamiento o no del principio de buena administración es el grado de cumplimiento y satisfacción de los objetivos de las políticas públicas. Para poder calibrar ese criterio necesitamos una herramienta, y en este caso, el indicador clave es el procedimiento administrativo”.


Fernández Ponce, dijo que lo más importante es que exista una coherencia entre las decisiones adoptadas y los objetivos que se pretenden alcanzar con la implementación de las políticas gubernamentales.


“El sistema de control integrado argentino es un modelo a reproducir… Hay que tener equilibrio en el esquema de responsabilidad del funcionario porque el exceso de penalidades puede atentar contra su buena gestión”, indicó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here