Miguel Ángel Riquelme Solís tomó protesta este viernes como gobernador constitucional del estado de Coahuila ante el Congreso local.

En su primer discurso como mandatario, Riquelme Solís indicó que pese a que después de las elecciones hubo quienes quisieron dividir a los coahuilenses, ahora gobernará para todos.

Dijo que dará instrucciones “cuanto antes” a su secretario de Finanzas para tratar el tema de la reestructuración de la deuda y se comprometió a no subir los impuestos.

Aseguró que trabajando gobierno de la mano con la sociedad, podrá mejorar el estado, particularmente en temas como la corrupción.

El nuevo gobernador de Coahuila detalló parte de la agenda que seguirá su gobierno, en la que pondrá especial énfasis en el combate a la corrupción y la garantía de seguridad para la población, así como la reestructuración de la deuda pública y hacer una reingeniería administrativa al gobierno estatal para hacer mayores ahorros, además de no incrementar los impuestos.

Fuente: Milenio

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here