El personal del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (HRAEPY), avaló la calidad y profesionalismo con el que se desenvuelve el Director de este hospital, Rafael Barrera Zoreda, desde que fue nombrado en el cargo.

De acuerdo con información recabada con el personal laboral, estos confirmaron que desde temprana hora el director se encuentra laborando en el recinto, y atendiendo personalmente las diferentes demandas, solicitudes e inquietudes de los trabajadores.

La amplia trayectoria del galeno respalda su trabajo, al desempeñarse anteriormente como Subdelegado Médico del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Director del Hospital Regional del mismo instituto, Coordinador Estatal de Enseñanza e Investigación de la misma dependencia entre otros cargos, avala su desempeño profesional.
En este sentido el personal laboral del HRAEPY externó que es ampliamente conocido en el mismo instituto el interés del dirigente sindical de la Sección 100 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), Alejandro Solís Campos por desacreditar al director, debido a que éste no ha accedido a sus chantajes.

Sobre Solís Campos, pesa que es su segundo periodo al frente de este gremio, sin embargo, su popularidad ha ido en picada ante los excesos cometidos por el mismo, al cometer una serie de irregularidades contra sus mismos allegados, como es la venta de plazas por hasta 100 mil pesos, para que luego de cobrar el “anticipo” nunca las haga efectivas.
Los mismos trabajadores poco a poco han dejado solo a Solís Campos, quien ha tenido que recurrir a la contratación de “gamberros” externos debido a que de sus agremiados, solo unos cuantos lo respaldan, que son con quienes divide el botín de los desvíos y excesos que promueve al interior del hospital.

Solís Campos fue electo en febrero de 2016 en una votación muy cerrada y con compra de votos, con lo que logró ganar con un margen menor de diferencia entre sus opositores. Y quien ahora pretende reelegirse pese a conocer de antemano que el personal no lo respalda y por tal motivo ve como obstáculo a Barrera Zoreda en su cometido.

Barrera Zoreda incluso ha manifestado de forma oficial y a la dirigencia nacional del SNTSA, las diversas irregularidades que Solís Campos realiza en abuso de su dirigencia como líder sindical y contra sus propios agremiados.
Además pesa en su historial una conducta violenta y reiterada ya que se ha caracterizado por estar contratando agitadores externos para amedrentar a sus víctimas, como fue el caso en marzo de 2011 donde secuestró en la torre de gobierno hospital a personal médico que venía en una gira de trabajo desde Ciudad de México.

En el momento del reclamo, orquestado por Solís Campos, y ante la agitación violenta de este, una paciente de nombre María Sucila Domínguez Orozco tuvo que ser sacada por personal médico, ya que entró en pánico ante la agresión violenta de los manifestantes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here