El exsecretario general del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez recibió una nueva vinculación a proceso, ahora, por el desvío de 1.7 millones de pesos del erario público.

El juez de Control Alejandro Legarda Carreón le dictó un año de prisión preventiva como medida cautelar, en lo que se desahoga la investigación.

Con esta nueva imputación y la anterior, por el delito de peculado agravado, el exsenador deberá pasar al menos un año en prisión y en caso de ser encontrado culpable en ambos delitos, podría alcanzar una pena de hasta 24 años de cárcel.

En la audiencia del martes, el ministerio público señaló que el imputado obtuvo dinero del presupuesto estatal con dos contratos en que supuestamente se simuló la prestación de servicios entre el 20 y 23 de diciembre de 2015.

El primer contrato fue firmado entre la empresa Promotora de Señalamiento Integral S.A. de C.V., cuyo representante legal es Alejandro Gutiérrez Gómez, hijo del acusado y la Secretaría de Hacienda estatal, por un monto de 904 mil 579 pesos, para la prestación de servicios de mantenimiento general en edificios del Estado.

El documento contempló trabajos de impermeabilización, mantenimiento y reparación de los sistemas de aire acondicionado en los inmuebles, además de la dotación de materiales diversos y mano de obra, acciones que nunca se efectuaron.

Otro contrato por 835 mil 420 pesos, fue pactado por la misma Secretaría de Hacienda con la firma Jet Combustibles, S.A. de C.V., propiedad del exfuncionario priista y que habrían sido pagados por la prestación de 19.4 horas de servicios de traslado aéreo a funcionarios estatales.

Fuente: El Financiero

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here