Mérida, Yucatán.- Con la esperanza de volver a ver el rostro de sus hijos y nietos, Anatolia Puc Tamay de 89 años de edad, proveniente de Cuncunul, se levantó desde muy temprano para recorrer más de 150 kilómetros hacia esta capital y ser atendida en la Jornada de Valoración para Cirugía de Cataratas “Para ver mejor el futuro”, que promueve el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Yucatán.

 Durante el primer día de dichos estudios, realizados en las instalaciones de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia (Prodemefa), el director General del organismo asistencial, José Limber Sosa Lara, informó que en coordinación con fundación Cinépolis y la clínica de ojos Videre, el DIF estatal canalizó a 400 solicitantes del interior del estado, de los cuales 250 serán intervenidos gratuitamente.

 “Desde el inicio de la administración, la esposa del Gobernador Rolando Zapata Bello y Presidenta del DIF, Sarita Blancarte de Zapata ha indicado enfocar nuestros esfuerzos para asegurar el bienestar de quienes se encuentran en alguna situación de vulnerabilidad, principalmente infantes y personas adultas mayores de comunidades. Así es que con sus gestiones, en esta segunda edición de la Jornada, serán operados 100 beneficiarios más que el año pasado”, aseveró.

Por su parte, el jefe del Departamento de Servicios Médicos del DIF Yucatán,  Carlos Israel Sosa Gutiérrez, explicó que la clínica Videre trasladó todo su equipamiento a la Prodemefa para atender a 200 pacientes este 5 de junio y otros 200 mañana 6,  y las cirugías se irán programando para efectuarse durante los seis meses posteriores.

“Los beneficiarios de 35 municipios son valorados con IOLMaster para ultrasonidos de última tecnología y lámparas de hendidura para agudeza visual, entre otros aditamentos, como USG Modo B y Cartillas de Snellen para confirmar los diagnósticos. Además del traslado que les brindan los DIF de sus localidades, los estaremos apoyando con los análisis laboratorios pre quirúrgicos para que ellos no gasten en nada”, destacó.

 Antes de pasar a revisión, Puc Tamay expresó en lengua maya que viajó esperando que le proporcionen algún medicamento o gotas para mejorar su visión y se llevó una grata sorpresa al saber que tendría la posibilidad de ser operada.

 “¡Ay!, estoy muy agradecida con la gente de los DIF, del ayuntamiento, yo no me lo esperaba, los doctores son muy amables y aunque me da un poco de miedo sé que todo saldrá bien en la cirugía. Yo vivo solita, me duele caminar y a veces me cuesta trabajo hacer mis cosas en la casa. Podré ver a mis hijos y vivir mejor, estaré más segura”, expresó entre lágrimas.

En esta ocasión respondieron a la convocatoria personas, en su mayoría adultas mayores, de Bokobá, Cacalchén, Chemax, Chichimilá, Chocholá, Cuncunul, Dzilam González, Dzitás, Dzoncauich, Espita, Halachó, Hocabá, Hoctún, Ixil, Kopomá, Mama, Mocochá, Motul, Opichén, Panabá, Progreso, Samahil, Seyé, Sinanché, Suma, Tecoh, Tekantó, Tekax, Telchac Pueblo, Temax, Tixpéual, Tizimín, Ucú, Valladolid y Yobaín.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here