Por Ana Madrigal

 

El inicio de un nuevo ciclo escolar así como el ingreso a la escuela por primera vez, en algunos casos, traen consigo una serie de trastornos a la salud física y emocional, produciendo ansiedad, que puede afectar a la población infantil, ya que el menor tiene sentimientos de miedo, ligado a una situación que no logra identificar, así lo indicó el médico Familiar del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Tabasco, José Hipólito Garciliano Sánchez.

 

Dijo que cuando un niño presenta ansiedad, experimenta manifestaciones físicas de estrés: dolores (musculares, cefaleas, dolores abdominales).

 

Así mismo el menor puede manifestar fatiga, dificultad en la concentración (por momentos quedan como suspendidos en sus pensamientos), repercusiones en el sueño, como presentar insomnio o dormir más de 8 horas diarias y sufrir pesadillas, problemas de conducta y bajo rendimiento académico.

 

Garciliano Sánchez, refirió que es posible observar diferentes respuestas, que varían de acuerdo a la etapa de maduración del menor o a la capacidad de cada individuo para enfrentarse a una situación de tensión.

 

Puntualizó que ante estos síntomas, se recomienda a los padres de familia ser más tolerantes con los hijos, organizar las salidas a la escuela con suficiente tiempo, a fin de evitar el estrés del tránsito vehicular, además de propiciar la comunicación durante el desayuno y el trayecto a la escuela, con el propósito de brindarle a los niños la oportunidad de expresar lo que están sintiendo o les preocupa para que puedan liberar el estrés.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here