Por Gerardo Fuente

 

El Ayuntamiento de Centro justificó en los “recortes presupuestales” por parte de la federación la conclusión del servicio del Turibus en el municipio, pero lo cierto es que durante el tiempo que este operó no le costó un peso a la administración de Gerardo Gaudiano Rovirosa.

 

Finalmente todo apunta a que a la empresa Autobuses Rápidos de Zacatlán S.A de C.V no vio como viable este negocio y decidió retirarse. Los datos oficiales señalan que todos los gastos corrieron por parte de la compañía dueña de la única unidad que circuló por las calles de Villahermosa.

 

Entonces, el ajuste del presupuesto que el director de Fomento Económico y Turismo, Luis Arcadio Gutiérrez León y después el propio alcalde, citaron como una de las razones para terminar con el proyecto no tiene sustento.

 

En enero pasado, mediante un oficio emitido vía transparencia, para responder a la solicitud realizada por un ciudadano que se identificó como Luis Sánchez Álvarez, la autoridad municipal informó que el servicio comenzó a darse tras la firma de un contrato de Prestación de Servicios que se celebró entre Autobuses Rápidos de Zacatlán S.A. de C.V. y el Municipio de Centro.

 

“La participación del Municipio de Centro a través de la Dirección de Fomento Económico y Turismo consiste en la elaboración de un cronograma de actividades para el desarrollo de los recurridos del TURIBUS. La Empresa Autobuses Rápidos de Zacatlán, S.A. de .C.V, lleva la parte operativa, es decir, es quien administra y cobra la tarifa por recorrido, por lo que el municipio no tiene dividendos por ese cobro”, detalla el documento que lleva la firma de Gutiérrez León.

 

Añade que tras haber sostenido pláticas con la empresa se fijaron las tarifas por recorrido, aunque el oficio no detalla los precios.

 

Además, destaca que “la dotación de gasolina que se le asigna al TURIBUS la proporciona la Empresa Autobuses Rápidos de Zacatlán, A. de C.V”, dueña del autobús y por lo tanto el Ayuntamiento no compró ninguna.

 

En resumen, si la empresa era la que administraba la unidad, corría con los gastos de gasolina y cobraba la tarifa correspondiente, el Ayuntamiento de Centro nunca erogó presupuesto alguno durante los 7 meses que se contó con el servicio y por lo tanto el recorte federal no tendría porque haber incidido en la cancelación de este proyecto.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here