Tabasco se posicionó como el peor del país en cuanto a su crecimiento económico, de hecho, no sólo no cumplió su meta para este 2017, sino que al primer trimestre del año registró un decrecimiento de -11.6 por ciento, un resultado aún peor que el -10.7 por ciento que reportó al cierre de 2016.

Con ese resultado, Tabasco reprobó en 6 de los 8 indicadores que mide el semáforo económico de la organización México ¿Cómo Vamos?, actualizado recientemente. El estado se encuentra en “rojo” en diversos rubros que se analizan para establecer que tan sana está la economía local.
La entidad fue la última del país en materia de Crecimiento Económico, no ha logrado cumplir sus metas en Generación de Empleos; y también está entre los estados que encabezan la lista de Pobreza Laboral, Informalidad, Desigualdad y Ocupación del Gobierno.
La administración estatal tenía previsto crecer un 4.5 por ciento en su economía este año, pero los resultados que obtuvo fueron todo lo contrario.
Si bien el gobierno de Arturo Núñez Jiménez estableció una meta de creación de 11 mil 100 empleos para el primer semestre de este año, durante el primer trimestre no sólo no cumplió lo prometido, sino que se perdieron 2 mil 878 empleos formales; en ese rubro, sólo Sinaloa, Campeche y Morelos superan a Tabasco con resultados aún peores.

El estado es también uno de los 11 con una pobreza laboral mayor al 40 por ciento. Ese indicador pasó de 38.4 por ciento a 41.9 por ciento del último trimestre de 2016 al primero de 2017.

Tampoco se pudo disminuir el número de trabajadores empleados en la informalidad, al contrario, la tasa se ubicó en 60.4 por ciento a cierre de marzo, muy por debajo del 59.7 por ciento del mismo periodo pero de 2016.

De igual manera, la entidad no logró reducir la desigualdad en el ingreso laboral (cerró con 0.404).
Pero además, Tabasco superó a Campeche, como el estado con mayor porcentaje de trabajadores ocupados en el gobierno. La tasa es de 8.4 por ciento, cuando la media nacional es de 4 por ciento.

En los únicos rubros en los que obtuvo color amarillo (que no es positivo, sino preventivo), fue en productividad (pesos producidos por hora trabajada) y deuda pública.

En el primero se obtuvo una productividad de 208 pesos por cada hora que se labora, aunque es menor que los 240 que se alcanzaron al cierre de 2016. En cuanto a deuda pública, la de Tabasco es la tercera más pequeña del país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here