Por José Sosa

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) observó al municipio de Tacotalpa más de 12 millones 802 mil pesos por haberlos ejercido mal o simplemente no usarlos a tiempo.

Se trata de recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal; en 2016, el municipio gobernado por Efraín Narvaez Hernández recibió 78 millones de pesos.

La ASF reportó que de ese dinero, el ayuntamiento se habría gastado 8 millones 472 mil pesos en obras que “no cumplen con el objetivo del fondo” porque no benefician a las personas en pobreza extrema o rezago social: la administración municipal destinó más de un millón de pesos al acondicionamiento de espacios administrativos, dos millones 600 mil más fueron para la adquisición de Material Eléctrico para el programa el de “Rehabilitación alumbrado Público” y otro tanto para comprar láminas para los programas de “Techo Firme” y “Empleo Temporal”.

No sólo eso, otra de las irregularidades encontradas es que también hubo subejercicios por más de 4 millones de pesos.

Por todo lo anterior se determinaron 10 observaciones, pero tres fueron solventadas por la entidad fiscalizada antes de la integración del informe. Mientras que las 7 restantes generaron 2 recomendaciones y 5 pliegos de observaciones.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here