SALEM, Oregon.- Una serie de cinco sismos, el más grande de magnitud 5.9, sacudió un área del noroeste de Estados Unidos conocida por la constante actividad en sus fallas tectónicas, pero hasta el momento existe poco peligro de tsunami.

Los sismos comenzaron cerca del mediodía del domingo. El más fuerte y más reciente ocurrió alrededor de la 1 de la tarde.

El Servicio Geológico de Estados Unidos dijo que los sismos se registraron cerca de 500 kilómetros al oeste de Coos Bay, Oregon, en un área que ha generado decenas de terremotos similares en las últimas décadas.

Los temblores fueron someros, a unos 10 kilómetros de profundidad, y ninguno de ellos generó un maremoto. El geofísico Paul Caruso dijo que ello requeriría generalmente un terremoto de magnitud 7.

Los científicos dicen que las placas tectónicas del área se deslizan una sobre otra de manera horizontal, lo que crea movimientos menos violentos que en las fallas donde las placas suben y caen unas sobre otras.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here